sábado, 30 de diciembre de 2017

No vuelvas más.

No sé qué tal ha sido vuestro año, yo desde luego he llevado golpes. Es cierto que el dolor nos recuerda que estamos vivos, pero hay veces que duele hasta matar, matar pequeñas cosas que hay en ti que no volverán.

Ha sido un año más, pero me he depurado de mente y ya alejo a las personas tóxicas lo máximo que puedo. ¿ Que si me arrepiento de algo de este año? Efectivamente. Hice cosas mal y tomé decisiones que parecían correctas cuando en verdad solo me iban a llevar a la destrucción y así me destruí. Lo bueno es que a veces basta con alejarse para verlo todo más claro y recuperarse.

Dicen que de errores se aprende y si tuviera que volver atrás sin embargo repetiría todo tal cual ha sucedido porque esa línea temporal me llevó a lo que soy  ahora. Probablemente te sientas identificado, no lo sé, pero el fin del mundo todavía no es ahora y en caso de que lo sea, que nos sorprenda queriéndonos.

En este año fui polvo y pólvora, hasta que finalmente soy yo. Los hay que dicen que lo mejor es acabar el año con sexo, creo que lo mejor es acabar el año queriéndote tanto que no necesites nada más.

No sé qué le diríais al 2017, yo simplemente le digo, "no vuelvas más"

sábado, 23 de diciembre de 2017

No es Navidad, eres tú.

No sé qué tiene esta época que hace que me guste tan poco, pero tampoco sé qué tiene el mundo en la cabeza.

Veo a gente perder la cabeza por los regalos, gastarse cantidades exageradas de dinero y no entiendo a donde quieren llegar. Todos deberían ver que no es el regalo, son las manos que dan ese regalo, la persona que hay detrás y todo el esfuerzo y cariño que trae implícito. Por otro lado hay regalos que llevan un mensaje implícito, palabras que no están escritas pero se leen.

En un mundo paralelo estás tú, que aún sin gustarme la navidad haces que me muera de ganas de que llegue para pasarla contigo. Así que dime, ¿nos vamos ya?

sábado, 16 de diciembre de 2017

Principio de quererte

Hoy no voy a escribirle al mundo y voy a escribirte a ti. Que leerás esto de primera o de última, pero no será la última vez que lo hagas sin embargo.

A ti, que estabas en la cima de la montaña rusa y te ha tocado bajar sin frenos ni barandillas de seguridad, pero abajo todavía seguía estando yo y te digo que vamos a subir de nuevo.

A ti, que cualquiera que llegase a conocerte te querría y que tuve la suerte de conocerte yo. 

Te escribo porque no creo en que todos los días sean felices, pero sí creo en tu capacidad para sonreír incluso en los días más tristes. Creo en ti y en tu fuerza.

Y creo en esa pequeña sonrisa que se irá agrandando a medida que avances este párrafo. No estás sola ni volverás a estarlo. Justo en este instante no me ves, pero yo estoy ahí con esa sonrisa que tienes en la cara.

sábado, 9 de diciembre de 2017

Los versos arden

Edificios en llamas.
Bosques quemados.
Nubes grises,
toxicidad en el ambiente.
Un incendio interior,
las personas ardemos.
Tenemos todo eso dentro
y lo descubrimos en cenizas.
Una isla
perdida.
Un único habitante,
tú.
Esta es una forma de vernos,
pero sin ojos.
Los cierras
y encuentras todo esto.
Es hora de preguntas:
¿Cuándo empezó el incendio?
¿Por qué?
¿Quién?
Ahora la más importante,
¿Está apagado?
Quizás es más importante
y más difícil de probar.
Una vez tengas las primeras respuestas,
ve con cuidado a la última.
Si fallas,
hay riesgo de quemaduras.
Ahora que ya estás en ella,
tengo que decirte algo.
A todas las islas se puede llegar,
pero sólo quien esté dispuesto a ser náufrago de tus miedos llegará.
No hay edificio que no se pueda reestructurar,
incluso se puede crear uno nuevo.
Las decisiones las tomas tú,
eres arquitecto de vida.
Aunque puedes tener ayuda
en la obra.
Todo bosque se puede reforestar,
pero es un proceso lento.
Date tiempo,
ten precaución
y asegura que el terreno es bueno
antes de jugar con fuego otra vez.

sábado, 2 de diciembre de 2017

Versos sin R

21:21 en todos los relojes de la ciudad,
menos en el nuestro,
que se nos paró el tiempo a las 19:19.

Andrés Suárez contaba que el corazón le arde,
a mí todavía me sigue ardiendo el cuerpo entero,
incluso con amenaza de temblor,
pero de ese ya no habla Andrés
y lo hace Dorian.

Que por hablarte lo hago en música,
ya que eres puro ritmo.
Y por escribirte en verso,
por si me falla la R
y ya te imaginas el resto.

Que ibas a ser la primera
(entrada) de Diciembre.
Y tanto que lo fuiste.
Entraste pisando fuerte,
pero sin dejar huella,
porque no te has ido.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Big Bang

Yo era escapista,
del amor.
Entonces llegaste tú.

A la mierda el conformismo moral,
los pensamientos de huir
y el mundo en general.

Es inútil pensar que eso me importa.
Ya sólo me importa volver a coincidir.
Es un golpe de suerte
y vaya,
quizás me golpeó demasiado,
hasta dar un vuelco a mi corazón.
Resulta que estaba del revés,
por eso no había sentido nada parecido,
en toda su vida.

Es noche y me gusta pensar que estás aquí.
Tranquila,
sé que no.
Quizás si estuvieras
tu cuerpo sería el lienzo.
O quizás solo una imaginación.

Hay demasiadas cosas
que demostrar.
Hay demasiada gente
que callar.
Hay demasiados besos
que se nos quedan en el paladar.

Y se acabó,
si con una explosión se originó el mundo,
con esta tú creas el nuestro.

sábado, 25 de noviembre de 2017

Factor de riesgo

Para decir “Ni una menos” hay que dejar de llamarle “piropo” al acoso callejero.
Vaya, es tan sencillo a simple vista que debería de resultar hasta obvio. La realidad es totalmente diferente por desgracia. La realidad es más pesadilla que sueño en cuanto el hecho de ser mujer es el factor de riesgo. Ahora nos podríamos enfrentar a un debate sobre ideologías, pero os voy a decir que pensar que el hecho de ser hombre te convierte en un ser superior no es sano. No voy a decir que todo el mundo, pero al menos sí un porcentaje elevado de la sociedad, estaría de acuerdo en que la raza aria, que era considerada superior por Hitler y defendida su autoridad de manera muy drástica, no era superior, era una más en la faz de la tierra. Si hablamos de género no hay esa variedad de razas, las opciones se reducen a dos. Cuando pido igualdad de derechos, ¿por qué asumes que quiero ser tratada como un hombre? Vaya, lo has leído y lo has pensado, creo que por fin te estás dando cuenta de todo lo que te estoy contando. El hecho de pedir igualdad implica a una mujer ser tratada como un hombre para la mayoría de las conciencias, porque en verdad el miedo está en que los hombres sean tratados de la misma forma que a las mujeres. Lo cierto es que cuando os ponéis al otro lado del espejo se ve que somos más, se ve que ni mujeres ni hombres somos tan diferentes en nuestro físico, pero eso no importa. La diferencia más grande está en nuestras mentes y eso solo se puede curar con tolerancia, diálogo y respeto.
Ahora vamos a empezar a tutearnos, ya me has leído durante más de 200 palabras y nos lo merecemos. Hora de frenar, quizás yo he ido demasiado rápido y tú todavía no estás preparado para eso querido lector. Vaya, parece que me he dado cuenta, he visto esa cara de sorpresa y de que no sabes a donde quiero llegar. Esto es lo que sufre una mujer en un acoso a modo suave, se ve sorprendida, no sabe porqué está sucediendo eso y mucho menos salir, pero yo he frenado, yo me he dado cuenta de la situación incómoda y te he pedido disculpas. Si yo puedo sin haberte visto todos podemos ponernos en el lugar de la otra persona.
Antes las mujeres se decía que iban al baño acompañadas para que le sujetaran el bolso y bueno, yo sinceramente no me fío, pero lo dejo a libre reflexión. Las mujeres van acompañadas porque ir solas es riesgo suficiente en la vida que nosotras conocemos. Podemos aguantar las mejores películas de terror porque el verdadero miedo lo pasamos de camino a casa o a cualquier otro lado si vamos solas y el atardecer ya acabó. Como si de una película se tratara, la calle es un lugar al que temerle, pero a veces no puedes estar ni segura en tu propia casa. Vale sí, muchos de vosotros estaréis pensando, pues
eso es culpa de la mujer que no sabe huir del peligro. No, no es culpa de ella, ¿hasta cuándo vamos a seguir culpando a la víctima por no haberse defendido? Es culpa de todos, del que no le da la importancia al asunto que tiene, de los medios de comunicación que siguen manipulando información, de la sociedad que te enseña a no ser violada pero jamás a no violar. De esto último alguien me dirá que es algo tan obvio que no se debería de enseñar. Disculpa amablemente que te diga que no lo es, porque si fuera tan evidente dejaría de suceder a diario.
No veo necesario seguir contando la realidad cuando vosotros mismos podéis quitaros las gafas que crean los medios y empezar a tener esa nitidez del mundo.
Una mujer insegura puede pasar de ser un arma mortal a una esclava sumisa y humillada.

sábado, 18 de noviembre de 2017

Tramonto

Como una puesta de Sol que nunca se acaba,
tú eres capaz de llegar a mi vida.
Dicen que, en la ausencia de luz,
se ve todo más claro.
Y así, a oscuras, te encontré.

Estabas acompañada,
en la oscuridad,
mis miedos,
no te daban paz.

Era momento de elegir.
Un arma capaz de matarme
a sonrisas.
Un arma capaz de matarme
en pensamientos.

No sabía qué decir.
Entonces se puso el Sol.
Me besaste.
Estábamos solas.

Elección tomada,

elección de vida.

sábado, 11 de noviembre de 2017

Te lo quiero decir

Te quiero decir todo
y tengo miedo de que no entiendas nada.
Te quiero decir 
que ni encuentro las palabras.

Te quiero decir que te tengo al lado aunque no te vea. Que has llegado a mi vida y me has enseñado a hacer el pino, para ver el mundo del revés y en todo el caos tener claro que tú eres mi pequeña gran revolución. Que todo lo cambias y lo vuelves bueno y así del revés, llegas y me besas, para devolverme al suelo contigo y yo empiezo a verlo claro, o a verte a ti.

Te quiero decir que si nada más leer esto estaba en tu cabeza no es casualidad, es destino. Que yo estaba cansada, que me hablaban de rosales pero solo veía las espinas que me clavaban y dolían. Entonces apareciste y me señalaste sin dudar ni un segundo y fue ahí justo donde vi la rosa. Al principio solo estaba en tu mirada, pero después vi que la estabas haciendo crecer en mí. Te vi y nos vi y te juro que no hay nada más bonito.

Y me da igual lo que diga Neruda, que sí que podría escribirte los versos más bonitos esta noche, pero no quiero. Las noches están para leerte en braille y medirte en besos para calcular nuestras distancias con la amplitud de tu sonrisa como si de una onda se tratara. Que podría hacer mil cosas esta noche, pero me voy a dedicar a [c]uidar esa curva de felicidad y a que creas en ti tanto como yo lo hago.

Te quiero decir
que ni siquiera sé qué decirte
pero te lo quiero decir 
todo.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Parte metereológico

Y dime, ¿tú sabes qué rumbo seguir?
Yo no.
En verdad
no sé ni si este es el lado correcto
o debería quedarme en la otra orilla.
Pero siento que es demasiado tarde,
que el mar se ha revuelto 
y las corrientes amenazan.
La previsión meteorológica
me dice que este no es mi momento
pero es el tiempo
con ciclón emocional
y huracán de sentimientos.

Que Noviembre llega
y todo lo congela.
Solo tú decides:
romper el hielo
o romperte.

sábado, 28 de octubre de 2017

Voy a explotar

Lo tengo que admitir: ya no  puedo más. Estoy cansada, la vida cansa y es hora de no engañarnos. Es nuestra pequeña maratón y nos pasaremos la carrera cuestionándonos porqué corremos. Y tú, ¿tú lo sabes?. Yo desde luego solo sé que corremos muchas veces en desesperación. A veces incluso acabamos abrazando a personas, que resultan desconocidas si nos paramos a analizar bien la situación, con tal de no abrazar una vez más la cuchilla. Así entramos muchas veces en bucle hasta que o desconfías de todos o acabas abrazando a la persona adecuada. Yo desde luego ya no conozco mucho la diferencia de los puntos. Acabo abrazando a personas que son unas cuchillas emocionales. Entonces siendo así, debería dejar las físicas puesto a que ya tengo el corte dentro. Los que de verdad están sintiendo eso saben que solo vemos la herida cuando la tenemos delante, solo podemos entenderlo con la primera gota de sangre.
Pues yo llegué hasta aquí, se acabó. Me cansé de ver correr esa gota de sangre sin saber cuándo vendrá la última, porque para mí ya ha llegado, este es el fin. No más sangre en ríos de desesperación. Que mi único dolor cuando sufra solo caiga por mis ojos, porque sería estúpido pensar que no volveremos a sufrir, el sufrimiento nos devuelve tantas veces a la realidad y otras tantas a esa realidad tan oscura y sola que tenemos en nuestras mentes.
No veo necesario que ocurra esto a diario como sucede, ahora mismo mientras estás leyendo estás palabras habrá alguien que las esté sufriendo y en tantísimos casos esa persona es cercana a ti. Tú no la ves pero ella está pidiendo a gritos ayuda, tiéndele la mano y un buen paquete de pañuelos porque le hará mucha falta, pero sobre todo que la sujetes sin hacer daño. Es una muñeca de porcelana y aunque esto tú tampoco lo veas, está en pedazos. Jamás volvería a ser ella si una astilla se le perdiera, así que cuida cada rincón más pequeño de su mente, porque ahí se encuentra todo, ahí nacen ideas y muchas no llegan a morir. Que jamás le falten mimos y cariño, pero con cuidado, no la ahogues en ellos. Ayuda a que sea fuerte, libre y con atención, no la vuelvas dependiente de ti, porque aunque puede que te gustaría no puedes asegurar estar al 100% siempre o simplemente estar.


Yo voy a explotar, voy a reventar esa realidad de mierda que me he montado y voy a ver la que tenemos, que es cierto que no es una odisea, pero es real y eso es lo que más importa. Me voy a quedar aquí con mi mundo, que venga quien quiera, pero que no vengan a buscarme de mi realidad interior, porque no quiero volver. Que las lesiones me las produzca la torpeza en la vida y no la carta de doble filo, que me dice la cuchilla que es volverte a tener.

martes, 7 de febrero de 2017

Y si sale mal?

No me gusta cuando la gente te dice "y si sale mal, ¿cuál es el problema?"
El problema es ese,
que ha salido mal.
Ha salido mal aquello por lo que soñaste
luchaste
te esforzaste.
Ha salido mal todo
porque sin eso
pierdes significado.
Yo no existiría sin sueños
pero si mi sueño sale mal
¿Quién soy?
Es una pregunta que no sé responder
un científico usaría la biología
pero a mí la lógica me dice que no
que no somos solo materia
que también somos sueños,
sueños rotos.
Es por ello que yo quiero ser aire
y mar
para poder soñar libre
sin miedo a fracasar.
Porque todo lo que hago es un sueño
y si el sueño acaba
ya no seremos los mismos.